Ma. Dolores Jauregui Lechuga

Pintora con la boca

Hola mi nombre es María Dolores Jauregui Lechuga.
Naci el 5 de abril de 1992, en Yahualica de Gonzáles, Gallo Jalisco.

Soy de Mexticacán, Jalisco. Hija primera del matrimonio: Heladio Jauregui y Domitila Lechuga. Naci con parálisis Cerebral Infantil,mi mano derecha es la más afectada, no puedo sostener nada con mi mano derecha por los movimientos involuntarios que tiene, no tengo fuerza ni obedece los movimientos que el cerebro le indica. En mi mano izquierda tampoco tengo fuerza, desde la muñeca hacia los dedos no puedo sostener nada, mi sistema nervioso esta afectado (tiemblo),  mi pie esta rotulado hacia adentro con un 180’ de mi pierna derecha  y la cadera desviada.

Mis padres siempre me apoyaron y están conmigo para lo que yo necesito para cada sueño que tengo. Tengo dos hermanos más chicos, una mujer y un hombre; que también me apoyan mucho gracias a Dios, mi familia me da la fuerza para crecer en todos los sentidos.

Yo siempre he sido muy luchona a pesar del rechazo y la indiferencia de la sociedad (la ignorancia por ser diferente físicamente). Mi niñez fue como la de todos los niños, jugaba a todo lo queria claro, a mis posibilidades. Me acuerdo que lo que más me gustaba jugar era a la escuelita, no había día que no jugara. Tenía muchas y muchos amigos, ellos se acoplaban a mi y a veces yo. Mi niñez fue hermosa. Lo que me sorprende de mi inteligencia es que a los 4 años yo sabia que era diferente fisicamente de los demás; sabia que no la iba a tener fácil.    Pero  sabía que nunca me rendiría.

Mi mamá me trato igual que a los demás, me inscribió al kinder J. Jesús de Mexticacan donde vivíamos, a los cinco años miró que yo no tenía ninguna complicación para aprender, así que me inscribió a una escuela regular, pero nada más me quisieron una semana, por ser diferente y no poder realizar las actividades como los demás; Yo la verdad me sentí muy triste porque estaba muy contenta de poder aprender, me gustaba mucho la escuela, mi mamá me miró muy triste y me dijo que no nos íbamos a rendir; así que fuimos a la escuela especial, en Yahualica. Era un poco complicado porque somos de familia humilde, pero no importaba, con tal de verme felíz y aprender. Desde los 4 años yo quería estudiar y ser alguien en la vida a pesar de mi discapacidad.  Estuve en la escuela especial en Yahualica 3 años, a los 7 años aprendí a leer, escribir y hacer cuentas como cualquier niño de mi edad. Después en mi pueblo hicieron una escuela especial y era más fácil, iba los cinco días de la semana y a Yahualica dos días por semana. Estuve ahí hasta 4to grado de primaria, porque miraron el potencial que tenía y el psicólogo Gilberto dijo que yo tenía que estar en una escuela normal. Y así fue, me integré a la escuela normal; me sentía muy feliz y a la vez nerviosa porque era un paso muy grande para mi, todos me miraban muy raro, en especial mis compañeros por que escribía con la boca, para mí era algo normal, mi boca son mis manos. Terminé mi primaria e ingresé a la Secundaria Técnica No. 23, estaba tan emocionada, ahí me trataron de maravilla, ellos sabían que para mí no hay límites, cada período me sacaba los tres primeros lugares, me sentía muy orgullosa de mi esfuerzo y ganas de salir adelante, gracias a Dios y mi familia. Después entre a la Preparatoria de Mexticacan, ahí me fue interesando el dibujo y la pintura, aunque no era ese mi plan, yo tenía pensado estudiar Doctora Veterinaria, pero Dios nunca se equivoca, pues hice trámites para esa carrera y no aprobé el examen. Los primeros meses me sentía muy triste, me dio depresión porque yo quería trabajar y sentirme útil, pero siempre hay ángeles, a mi prima le gustaba colorear y ahí empecé a dibujar, me empezó a gustar y yo me ponía sola a dibujar, el dibujo me llevaba a un mundo hermoso, me sentía muy contenta plasmar lo que imaginaba, sentía y pensaba.

Un día la presidenta de Mexticacán me presentó a una pintora pues también pintaba como yo, con la boca a Carmen Nuño Sánchez, platicamos y le dije que yo me ponía a dibujar que eso me hacía sentir bien, me comentó de la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie (APBP), me invitó a que hablara con las personas de la Asociación y fueron otros ángeles que me llenaron de esperanza. Nos mudamos a Capilla de Guadalupe para estar más cerca de donde vive Carmelita para que me diera clases. Carmen Nuño fue mi maestra, me enseñó acuarela durante un año, ella me daba todos los materiales y no me cobraba las clases, la verdad no teníamos dinero fue muy complicado, aparte de que somos de familia de recursos muy bajos. Gracias a ella conocí a la APBP. Empezó a darme clases el día 17 de julio del 2013 estaba muy emocionada, me sentí otra vez viva y con muchas ganas de salir adelante. Mi primera exposición con los pintores de la APBP fue en San Juan de los Lagos el 20 de noviembre del mismo año, en ese lugar conocí a Raquel Hernández y me dijo que me preparara para hacer mi solicitud de beca. Así lo hice, entré a estudiar la ténica de pintura al óleo con una maestra de donde vivo, Liboria Lozano el día 28 de Septiembre del 2014, gracias a ella he aprendido mucho y lo que me falta, ella es una gran pintora y lo que más me gusta es que lo hace por amor al arte. Nos enseña a ser pacientes y a mejorar cada día. Mi segunda exposición, fue con mis compañeros de Capilla de Guadalupe, Jalisco, el día 8 de junio del 2015. Cada vez que tengo una exposición me siento tan feliz de trasmitir mi alegría a los demás. Mi tercera exposición fue el 1 de mayo del 2016 en Capilla de Guadalupe en el templo de San José. La cuarta exposición fue el 4 de diciembre de ese mismo año y también tuve exposición con los pintores de la APBP el 3 de diciembre del mismo año. En 21 de noviembre del 2016 tuve la oportunidad de conversar con Raquel y enseñarle mi avance con la pintura y dibujo y me dijo que iba muy bien y me presentó con una familia que cada mes me apoya para mis clases y  terapias. Eso he hecho, estudiar, aprender y tener más conocimiento. Este año he sido muy bendecida gracias a Dios que nunca me suelta de su bendita mano. En el año 2017 hice una pequeña exposición yo sola en la Secundaria el día 10 de junio donde me dieron un troféo; y después tuve otra con varios compañeros. Y me encuentro en shock, porque conozco el día 9 de julio por las redes sociales a Carlos Alberto Sosa un amigo y ángel donde me dice que ya puedo entrar a la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie. Me sientí súper feliz, bendecida por Dios y La Virgen que cada día nos manda ángeles. Al entrar a esta Asociación voy a prepararme mucho más, estudiar la universidad y ayudar a más personas, si Dios me lo permite. El 16 de abril de 2017 entre a estudiar en la Casa de la Cultura de Tepatitlán de Morelos en donde estudio hasta hoy, con el profesor Rubén Méndez.

El día 26 de noviembre Carmelita Nuño me invitó a participar en una exposición que realizó con algunos compañeros de la Asociación. Ese mismo día me dio la noticia de que habían sacado medallitas y pulseras de mi obra que hice para la exposición de La Virgen de Guadalupe en la Basílica de Guadalupe; cuando me lo dijo me sentí tan feliz y orgullosa, mi familia también estaba muy contenta, en ese mismo instante le dije a Carmelita que me encargara 6 medallas.  También ese día me invitó a una exposición Jesús Machorro, pintor con la boca, a Morelia donde inauguraron la exposición de La Virgen de Guadalupe, asistí con mucho gusto, gracias a Jesús Machorro me sentí parte de ellos, el día 5 de diciembre del 2017 cerré el año con dos exposiciones, pues también en mi pueblo (Capilla de Guadalupe) realizamos el día 3 de diciembre una gran exposición con todos los grandes pintores de Capilla.

El 2018 entró lleno de sorpresas y éxitos, pues me pidieron que mandara mis papeles y obras a la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie, y el primero de enero vinieron a entrevistarme y hacerme un video para Youtube. También empezando el año ya teníamos otra exposición que realizamos el 14 de febrero. Me siento muy emocionada por los logros y avances en mi vida como pintora. En mi vida profesional estoy muy orgullosa de mí. Cada día quiero aprender más y más cosas para llegar a hacer una gran pintora. Y que los límites no existen para mí, nada ni nadie me detiene de mis sueños y objetivos.
El sábado 30 de junio 2018 la maestra Liboria nos dio una clase especial, para aprender una nueva técnica de arte moderno, como siempre ese día me levanté temprano muy emocionada porque íbamos a cultivar cosas nuevas. La clase empezó a las 12 del día, y como siempre llegue muy puntual y feliz. Tengo que presumir que yo fui la primera en terminar, terminé a las 3 de la tarde, a pesar de que soy la única que pinto con la boca, siempre mis compañeros(as) me felicitan y me gano su admiración, por mi trabajo y la rapidez y lo bonito que me quedan mis obras. Pues ellos a pesar de que pintan con la mano terminaron a las 8 de la noche.

El 10 de julio 2018 tuvimos exposición con el profesor Rubén en Tepatitlán, a la que no pude asistir, pero para el 31 de agosto me invitó Carmelita Nuño a una exposición en Tepatitlán para promover el Día Internacional de los Artistas pintores con la Boca y con el Pie. Actualmente ya soy becaria de esta loable Asociación.

Pin It on Pinterest

Abrir chat