Nací el 5 de julio de 1954 en la Cd. de los Mochis, Sinaloa, México, siendo la sexta de siete hermanos quienes crecimos en una comunidad rural.

Fui una niña con una vida normal hasta el año y medio que sufrí una poliomielitis, afectándome piernas y brazos. Poco a poco recupere movimiento en mis brazos pero no en su totalidad. Mis padres eran humildes y no me pudieron comprar una silla de ruedas, hasta que cumplí doce años, por lo que no pude estudiar.

Aún así, trate de vivir una vida normal como cualquier joven. A los 22 años tuve novio y a los 25 años me casé. Empecé a tener problemas con mi esposo, pero continué con él y a los 28 años tuve a mi hija Milagros Zujey, quien actualmente está casada y tiene dos hijos, por lo que soy abuela. Hace 12 años que no vivo con mi esposo, vive conmigo un ahijado y desde entonces es quien me ayuda en lo que puede. Mi hija vive enseguida de mi casa y también me ayuda al igual que vecinas y comadres. Estoy viviendo en el poblado 18 de marzo cerca de mi ciudad natal.

Aunado a mi problema con los brazos, hace diez años empecé a sentir que me dolían y se me entumían las manos, con el tiempo fue creciendo esa molestia y hace 5 años me diagnosticaron artritis y osteoporosis por lo que no puedo mover los dedos. Desafortunadamente no existen medicamentos para curarme, solo pastillas para el dolor.

Cuando era joven me gustaba bordar, tejer y hacer manualidades, pero desde mi problema en las manos ya no lo puedo hacer. Hace 15 años que conozco a mi amiga Lidia Cháidez, quien me invitó a tomar clases de pintura, usando un pincel en la boca. Al principio no le hice mucho caso por que pensé que no  iba a poder, pero me convenció y un día me decidí a ir a su taller de pintura y desde ese momento me gusto tanto que no dejo de pensar un solo día en la pintura.

La pintura me ha servido para estar mas relajada y me hace sentir mejor de ánimo y siento que mejoro cada día. Lidia me motivó para enviar muestra de mi trabajo a la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie y a hacer mi solicitud para ser becaria.

Gracias a Dios fui aceptada en marzo del año 2008.  Ahora tengo el apoyo para comprar mi material y seguir pintando, ya que se ha vuelto una actividad muy importante en mi vida.

Pin It on Pinterest

Abrir chat