Nací el 28 de junio de 1967 en Morelia, Michoacán, México.

Soy el menor de cuatro hermanos, tengo un problema que se llama enfermedad motora de origen cerebral EMOC quiero comentar que al momento de mi nacimiento yo venía perfectamente, pero como no podía nacer, me sacaron con “fórceps” y lastimaron de mi cabeza el aparato motriz. Ya me daban por muerto, pero una enfermera vio que estaba respirando y me dieron respiración de boca a boca. Es por la negligencia de los doctores que estoy postrado en esta silla.

Cuando era chico me llevaban a la Ciudad de México para mi rehabilitación, eso se lo agradezco a mis padres que no se rindieron ya que  para ellos fue un sacrificio muy grande. Me gustaba jugar con juegos didácticos, veía la televisión y conforme fui creciendo me gustaban los juegos de cartas, aclaro, no apostaba.

Y después, a los 10 años de edad ingresé en una escuela que se llamaba CEDUC y así pasé de la niñez a la adolescencia.

En una farmacia que tenía mi papá aprendí a hacer cuentas a puro oído, y en las vacaciones de verano una señorita iba a la casa a enseñarme a leer y así fue como pasó mi adolescencia. Ya a los 28 años ingresé por mí mismo al APAC, fue en ese lugar que cuando se acercaba el 10 de mayo nos dijeron que teníamos que hacer un obsequio para nuestras mamás e hice un ramo de flores con pintura vinci y pasta de dientes; para el fin de año escolar pinté una garza al atardecer con pintura acrílica y una bola de estambre con muchos colores, todo esto fue en año 1997.

Empezaba a ver quién me podía ayudar a detenerme el papel y me mezclara los colores para poder pintar. Al final de ese año, un amigo me sacó a dar la vuelta y me comentó que por qué no montaba una Exposición; a mí se me hizo algo imposible, el montar una Exposición era un sueño para mí, pero a pesar de eso la idea me explotó como una bomba en mi cabeza y de ahí en adelante hice todo lo posible por realizar ese sueño. Durante todo el mes de enero estuve pensando en quién me podría ayudar, fui a la Casa de la Cultura para solicitar apoyo y cuando me dijeron que sí era posible, empecé a pintar cada tercer día. En abril de ese mismo año, hablé con la señora de una galería y le mostré unos cuadros, le gustaron mucho y me dijo que para agosto me daba un espacio para montar mi primera Exposición y conforme se fue acercando el día, me sentía muy nervioso porque no sabía cual iba a ser la reacción de las personas; me fue de maravilla, les gustó mucho y vendí varios cuadros.

En 1999 un compañero del Jardín de las Rosas aquí en Morelia, Michoacán, me platicó sobre la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie, enseguida quise informarme, los contacté y me pidieron trabajos, los vieron y les gustó mucho mi técnica; para el año 2000 recibí la gran noticia de mi vida, pude ingresar como becario a la Asociación.  De ahí he recibido mucho apoyo tanto humano como económico, les doy las gracias porque gracias a la pintura me he realizado como persona, he obtenido grandes logros y satisfacciones y principalmente le doy gracias a Dios por ser y estar tal y como estoy.

A lo largo de mi trayectoria he tenido más de 60 Exposiciones tanto individuales como colectivas, gracias a la pintura he conocido varios lugares de la República Mexicana, algo que cuando era joven nunca pensé poder hacer.  También quiero agradecer a mis padres y a mis hermanos por su paciencia y apoyo, y a todos los amigos que me han apoyado en el transcurso de mi vida.

También quiero decirles a todos los jóvenes que valoren su cuerpo y su vida, que dejen a un lado las drogas y pongan mucho empeño en todo lo que hacen, ya que nada es imposible en esta vida.

Gracias y mucha suerte.

Pin It on Pinterest

Abrir chat