Mi familia se integra por mi mamá, mi hermana y yo, desde niño vivo en un rancho llamado La Noria de donde es originaria mi familia por parte de mi mamá. Mi niñez no fue común, pues nací con un problema físico llamado Artogriposis, que se define como una malformación de músculos y huesos, en mi caso estoy completo físicamente, sin embargo no tengo flexibilidad en mis brazos y piernas, mi columna vertebral ha sufrido varias operaciones. Mis manos son torpes y aunque puedo mover un poco los brazos, mi mayor funcionalidad es con la boca, después de aprender a utilizarla.

Mi familia desde que nací, ha sido humilde. Mi cuna fue una humilde caja de zapatos, según me platican mis familiares y amigos. Las circunstancias en las que vivíamos eran sumamente críticas, mi mamá no podía solventar todos los gastos, entre ellos los medicamentos y tratamientos que yo necesitaba para tener una vida mejor.  A duras penas obtenía lo necesario para vivir.

Nos fuimos a vivir a la ciudad de Los Mochis, Sinaloa.

Así transcurrió mi vida hasta que tuve la oportunidad de conocer a una persona especial, ella se llama Trude Bock y a un buen amigo, David Werner, quienes me ayudaron a hacer mi vida físicamente más fácil. Empecé a ir a la escuela a estudiar inglés y a realizar otras actividades, entre ellas a pintar con la boca, actividad que al principio me fue algo difícil, pues nunca lo había intentado y que poco a poco fui disfrutando.

Mi amigo David me habló de la profesora Lidia Chaidéz, quien es una buena persona, también es discapacitada de sus brazos, es una excelente pintora y pertenece a la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie. Empecé a asistir a su taller de pintura y es ella quien me ha impulsado a seguir pintando. Soy feliz desarrollando este talento que relaja mi mente y me inspira a ser mejor ser humano.

En septiembre del año 2008 fui aceptado como becario en la Asociación de Pintores y quiero decir que es lo mejor que Dios me ha inspirado a ser.

Pin It on Pinterest

Abrir chat