Claudia-Carolina-Ortega-Iturbe
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Tumblr
  • LinkedIn

  • Fecha de nacimiento: 27.05.1984
  • Lugar de nacimiento: Los Mochis, Sinaloa, Mexico
  • Becaria de la AAPBP desde: 2008
  • Tipo de pintura: Pintora con boca

Siendo la mayor de cuatro hermanos fui una niña normal hasta los 16 años cuando sufrí un accidente automovilístico en el cual me fracturé la columna vertebral a la altura de las cervicales 4 y 6 por compresión medular. Afectándome el movimiento y sensibilidad de brazos y piernas; a partir de entonces cambié mi residencia a Los Mochis por un año, ya que vivía en el Ejido Plan de Guadalupe del Municipio de Ahome. Estuve un año en rehabilitación y posteriormente me llevaron a la ciudad de México para continuar con mi rehabilitación por tres años seis meses, al terminar nos regresamos mi familia y yo al Ejido Plan de Guadalupe, donde actualmente vivimos.

Al principio, el aceptar mi discapacidad fue muy difícil tanto para mí como para mi familia; sin embargo, nos unió más. La poca información que teníamos referente a la discapacidad, aunado  a los bajos recursos económicos y a la enorme indiferencia y discriminación social para nosotras las personas con discapacidad, hicieron que fuera más difícil salir adelante y reanudar mis  estudios. Actualmente estoy estudiando la preparatoria abierta.

Desde niña me gusto el dibujo y la pintura pero nunca le puse mucha atención. Hace dos años me decidí a  aprender a pintar, pero no sabía como ni en donde hacerlo.

Inicié un nuevo período de terapias de rehabilitación y ahí conocí a un muchacho con lesión medular pero a nivel de tórax, su nombre es Dennis, con quien nació una amistad, nos hicimos novios y ahora estamos esperando un bebé. Él juega basquet bol en silla de ruedas y me presentó con otras personas con discapacidad, ahí conocí al esposo de la profesora Lidia Chaidéz quien es becaria de la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie y fue así como llegué a su taller de pintura.

Puse todo mi empeño en aprender a pintar con la boca, me di  cuenta de que tengo facilidad y me gusta mucho. Lidia me comentó que podía ser becaria, lo cual me emocionó mucho porque estaría haciendo algo que me ha gustado siempre. Así que hice mi solicitud para ingresar a la Asociación, envié muestra de mi trabajo y tuve la fortuna de ser aceptada en marzo del 2008.
El ser becaria es una gran oportunidad para desarrollarme como persona y a la vez que me siento productiva.

Mi deseo es llegar a ser una gran artista.

Pin It on Pinterest

Abrir chat