• Fecha de nacimiento: 04.12.1964
  • Lugar de nacimiento: Guamúchil, Sinaloa
  • Becaria de la AAPBP desde: 2009
  • Tipo de pintura: Pintora con boca

A los pocos meses de nacida toda mi familia se trasladó a “Apoderado” un pueblo del Rosario, Sinaloa.

Tengo nueve hermanos y soy la séptima hija, cuando tenía cuatro años, mi mamá murió, pero a pesar de ello mi papá salió adelante con todos nosotros, tuvimos una infancia sana y feliz y él se esforzó mucho para que no careciéramos de alimento y educación.

En 1987 me gradué en la Escuela de Derecho de la Universidad Autónoma de Sinaloa, en los Mochis Sinaloa, pero al poco tiempo decidí casarme y nació mi única hija Cynthia, esto se convirtió en mi prioridad, el dedicarme por completo al hogar.

En septiembre de 1989 viviendo en Tijuana B.C., me dispuse a trabajar y me inicié en un despacho jurídico, sin embargo sólo estuve dos meses, porque empecé a tener dolores en todo el cuerpo que me impidieron seguir.  A principios de 1990 tras varias consultas y análisis se me diagnosticó Artritis Reumatoide, iniciando esta enfermedad con fuertes dolores en codos y rodillas, lo que me impidió caminar por dos meses.

Empecé la atención médica en el IMSS, pero desafortunadamente me dieron un tratamiento inicial muy agresivo que me tenia muy intoxicada, después visité a homeópatas, naturistas y medicina en general, pero la enfermedad fue progresando y hoy día mi cuerpo presenta limitaciones severas en manos y piernas que me impiden realizar desde hace tres años las labores cotidianas y camino apoyada de una andadera. Actualmente vivo en Cd. de Los Mochis, Sinaloa. Con mi hija, mis hermanos me apoyan y se encargan de cubrir los gastos de mi hogar.

Gracias a un amigo que va a rehabilitación conmigo, me enteré del grupo de pintura que dirige la Profra. Lidia Cháidez, y me animó a asistir. En Julio de 2007 fui como visita a la clausura de pintores con la boca, fue algo muy bonito y emotivo, ahí pude admirar algunos de los cuadros. En septiembre del mismo año empecé el curso, al principio creí que no podría dar ningún trazo con la boca, pues hasta el lápiz se me caía, Lidia siempre me animó y así empecé a usar pincel con pintura acrílica, al poco tiempo empecé a pintar con óleo, teniendo en mente la principal enseñanza de Lidia,  “no le tengas miedo a la pintura, no pasa nada, todo se puede arreglar”.

En noviembre del 2007 empecé mi primer cuadro en óleo, el tiempo que tengo en el grupo de pintura ha sido muy valioso, no solo por que estoy aprendiendo a pintar sino que he tenido la oportunidad de rodearme de personas que no importando que tanto esfuerzo tengan que realizar, están allí constantemente dándome una muestra para que yo me esfuerce y siga adelante.

Estoy contenta de poder pintar, de hacer cosas que antes no podía, quiero aprender  y aprender mucho pues me encanta dar cada pincelada, siempre quiero seguir pintando aunque mi cuerpo se cansa y tengo que dejarlo.

Me siento feliz de ver lo que todos hacen en la clase de pintura, me llena de entusiasmo y le doy gracias a Dios por este giro que dio mi vida, me da nuevas ilusiones y esperanzas para mi vida.

Pin It on Pinterest

Abrir chat